sábado, 16 de mayo de 2009

AURA O LAS VIOLETAS: “LA TRISTEZA RONDA POR ESTAS PÁGINAS”

Aunque parezca difícil de creer, la obra de José María Vargas Vila me conmueve. Si, lo hace. Porque, como Shakespeare, pero más… crudamente, por decirlo de alguna manera, explota todo lo que tiene que ver con el dolor humano, la tragedia amorosa, y todas las consecuencias nefastas que estos dolores acarrean consigo. Cuando abordé por primera vez un libro de este autor, Flor de Fango, ya estaba advertido por la persona que me lo recomendó que no esperara una trama complicada, llena de ardides y giros en la que al final todos terminaban muy felices. No con Vargas Vila. Se me dijo que esperara un final, y no solo en esta, sino en casi todas las obras de este autor, en el que la mujer sufre las peores consecuencias. Yo esperaba algo similar a Shakespeare, lo admito, pero luego de leer Flor de Fango, me quedé totalmente estático.

Magdalena y el desamor
Luego de comenzar a leer el pequeño Aura o las violetas, estuve de acuerdo con Magdalena, una lectora compulsiva que conocí justamente en una biblioteca: “Cuando empezamos a leer un libro, nos hacemos una idea de cual podrá ser el final, y mucho mas si se trata de una “historia de amor”; siempre pensamos que el protagonista vencerá a todos sus enemigos y obstáculos, y vivirá feliz para siempre, porque el bien triunfa sobre el mal; pero no con Vargas Vila. En sus escritos el amor y el bien está ligados al dolor y a la muerte, en ellos la verdad no prevalece sobre la mentira, ni el amor lo puede todo. Aura o Las Violetas tiene el sello inconfundible de Vargas Vila: descripciones cortas, metáforas, y un total desapego por los finales felices, donde la protagonista muere no sin antes pasar por innumerables penurias. La obra es muy corta, pero de excelente calidad literaria, maneja un lenguaje sencillo, una trama continua, hace bastantes metáforas; lo que la hace indudablemente una obra excelente y muy, muy triste, como todo lo de Vargas Vila.”

Al igual que en la anterior obra que leí, la protagonista, Aura, muere al final. El desarrollo de la trama es relativamente simple. Narrada en primera persona, el personaje principal, un joven que nunca dice su nombre, cuenta toda la tragedia que rodea su amor con Aura, compañera desde la niñez. El joven hace un viaje a Bogotá a estudiar. Al volver de su viaje descubre que su amada debe casarse con un anciano para poder sobrevivir ella y sus hermanos, pues su madre padece de una enfermedad incurable. Al ver como ella se casa con un hombre al que no ama, el protagonista enferma gravemente. Al curarse, pretende olvidarse de aquella que aparentemente lo había traicionado, pero recibe una carta en la que el anciano, esposo de Aura, le pide que vaya a su casa. Al llegar, Aura yace en un ataúd, con un traje negro. Un viento frío que cogió al salir una noche del teatro la enfermó y se la llevó a la tumba, misma que cubren de violetas, flores favoritas de la joven, y a las que se hace mención en toda la obra. Finalmente, otro narrador hace mención que el joven protagonista no es enterrado junto a su amada, como el deseaba, pues muere en “las playas desiertas de un río casi ignorado”
[1].

Ascensión y la técnica
Ascensión Silva es profesora de español y literatura, profesión que le va muy bien a su literario nombre. Mientras fuma un cigarrillo, comenta: “Vargas Vila era un trágico. Más que el mismo Shakespeare. Siente desdén por la felicidad y el amor; y se enfoca en destruirlos. Uno creería que estaba frustrado por un amor imposible, o que le gustaba dar un mensaje a sus lectores, algo así como “no se molesten en buscar el amor de su vida, pues van a morir sin encontrarlo”. Eso, sin embargo, no le quita valor literario, que es altísimo.”

Vargas Vila era prohibido, cierto. A cada aparición de una obra suya, se levantaban agudas controversias, escándalos y rechazos, lo que ocasionó su prohibición. Esto hechos, claro, lo convertían en un escritor enormemente leído y muy popular. Su técnica novelística fue muy criticada por no ajustarse a los cánones literarios y morales establecidos en el momento. Era enemigo declarado de la tradición, de la Iglesia, del gobierno, le encantaban los equívocos, las frases altisonantes y los conceptos atrevidos. “Otra cosa es que su estilo y técnica fueran de pronto simplemente una estrategia, porque el desdeñaba a las instituciones políticas y a la Iglesia, entonces escribía en este estilo porque sabía que al ser prohibido lo iban a leer mas, es psicología inversa: entre más le digan a uno que no haga algo, con más ganas lo hace. Si esa era su idea, lo consiguió, y mucho, tanto que se le reconoce como uno de los grandes escritores de nuestro país e incluso de Latinoamérica.” Afirma divertida Ascensión, terminando su cigarrillo.

Algo del autor
Claro, aparte de esta obra, hay muchas otras, pues la obra de Vargas Vila es bastante voluminosa, y dentro de ella se destacan las novelas Flor De Fango y la trilogía Lirio Blanco, Lirio Rojo y Lirio Negro. Entre 1900 y 1903 escribió Rosa de la Tarde e Ibis, narraciones con las que alcanzó popularidad inmediata en todo el continente latinoamericano.

José María Vargas Vila nació el 26 de junio de 1860 en Villa de Leyva, Boyacá, y murió en Barcelona, el 22 de mayo de 1933. Luego de estar en dos guerras internas de nuestro país, viajó a Caracas, y en 1887 dirigió la revista Eco Andino, fundada por él. En 1878, junto con Diógenes Arrieta y Juan de Dios Uribe, fundó la revista Los Refractarios. Conminado por el presidente de Venezuela a abandonar el país, fue a Nueva York a trabajar en la redacción del periódico El Progreso; diario desde el que arreció sus ataques contra los tiranos de Colombia y Venezuela. Al retirarse del periódico, fundó la revista Hispano América, donde publicó varios cuentos que después harían parte del libro Copos De Espuma.


Las reflexiones de Pompilio
“Es difícil denominar Aura o las violetas con una sola palabra, pero si estuviera en la obligación de hacerlo, esta sería desventura, pues Vargas Vila fue un maestro en construir historias cargadas de una atmósfera trágica, dirigida por las pasiones extremas, el sentimiento de suicidio y el desconsuelo generado por hechos adversos al acto del amor.” Pompilio Peña, periodista, es la persona más fanática de Vargas Vila que conozco. Fue él quien me recomendó a este genial escritor, y quien me confirmo que esta primera novela es en cierta manera autobiográfica: “esta novela es una viva muestra del romanticismo que cultivaría en el resto de sus novelas, solo que ésta está contada con cierta sencillez triste pues, a diferencia de la dosis filosófica de Ibis y la carga sicológica de Lirio Negro, Aura o Las Violetas es una novela relativamente sencilla, donde se desarrolla la fatídica y dolorosa historia de un amor no correspondido por una última decisión: Aura decide el bienestar de su familia antes que el amor por el protagonista, que no tiene otro consuelo que el apoyo incondicional de su madre.”

En palabras del mismo Vargas Vila, escritas al inicio del prólogo para la edición definitiva, esto dice de su primera novela:

“¡Cómo tiemblan los recuerdos en las páginas dolientes de este libro!
Triste ronda de las páginas muertas impulsadas por el viento de la tarde…
Hay calor de ceniza en estas hojas…
Cenizas escapadas a un columbario
[2] fatal…”

“La tristeza ronda por estas páginas. Es difícil no sentirse tocado por la aflicción - que para los más fríos serían palabras patéticas - en primera persona, con ese lenguaje pomposo, lleno de metáforas y comparaciones poéticas del más bello romanticismo que no tiene otro objetivo que plasmar las pasiones más profundas.”

Porque iniciarse en Vargas Vila con esta obra
Lo que sorprende y atrapa de esta obra de Vargas Vila no es su complejidad en cuanto al tema, o a los nudos y giros de la trama, pues, como casi todas sus obras, ésta tiene un argumento muy simple, y con un tema que es recurrente: el desamor y el dolor que este causa. Lo que sorprende, a mi parecer, es un eficaz manejo del lenguaje, que recuerda a Shakespeare o a Dumas, con textos elegantes y bien construidos, con uno que otro adorno, y siempre con alusiones religiosas, (que bien pueden ser una burla a la iglesia) como “Estaba resignada con esa dulce mansedumbre con que debió inclinarse el hijo de Abraham para recibir el golpe mortal de manos de su padre, y la hija de Jefté para marchar al sacrificio”[3].

Otro elemento que atrapa en Vargas Vila es el ritmo que tiene la novela, no se queda quieta por decir algo, sino que hace descripciones sencillas que dan ideas vagas, como bocetos, que hacen que la novela avance, pues describir es detener la narración; él lo que hace es describir situaciones y algunos lugares, pero no se detienen a describir en detalle a los personajes. Por ejemplo, a Aura solo se la menciona como una rubia de ojos azules, y a una de las hermanas del protagonista, de cabello negro y largo.

Algo que vale la pena mencionar, Vargas Vila no hace literatura de denuncia, como Germán Castro Caicedo; sino que hizo periodismo de denuncia y crítica, en 1904 fundó la revista Némesis, en Nueva York, que usó para atacar las dictaduras latinoamericanas y al imperialismo norteamericano por medio de su pluma.

Vargas Vila no es un escritor de temas complejos, ni de juegos con el lenguaje, ni siquiera hace saltos en el tiempo. Su técnica es sencilla, una narración lineal, constante. Su manejo del lenguaje es impecable, aunque, como es lógico, algunas de las palabras que usa son arcaísmos en la actualidad. Lo que hace especial e inigualable a Vargas Vila entre los escritores colombianos es el hecho de tomar el amor y el dolor humano, ligarlos y escurrirles hasta la última gota en sus obras, haciendo sentir lástima por los personajes. Esos hechos y la impecable (e implacable) manera de Vargas Vila de narrarlos, de sacarles el jugo, hacen que las obras de Vargas Vila conmuevan, incluso más que las de Shakespeare.


BIBLIOGRAFÍA

- VARGAS Arango, Maria Isabel. Jose María Vargas Vila. Gran enciclopedia de Colombia. Tomo 10: Biografías II. Bogotá: Círculo de Lectores, 1994. P. 617 – 618.
- VARGAS Vila, José María. Aura O Las Violetas. Joyas De La Literatura Colombiana. Bogotá: Círculo de Lectores, 1984. P.9 – 63.

[1] VARGAS Vila, José María. Aura O Las Violetas. Joyas De La Literatura Colombiana. Bogotá: Círculo de Lectores, 1984. P.63
[2] Columbario: Conjunto de nichos en los cementerios (Diccionario de la RAE)
[3] VARGAS Vila, José María. Aura O Las Violetas. Joyas De La Literatura Colombiana. Bogotá: Círculo de Lectores, 1984. P. 39

28 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. ahhh i km si me importara lo k ud pensara....... shshsh re BOBO jajajajajajaja

    ResponderEliminar
  3. Hola, pásate por mi blog tengo un regalo especial para ti. Gracias por las buenas entradas cada día y tu dedicación.

    ResponderEliminar
  4. tOo lo k
    dice
    aqUI
    ES
    UNA
    RAliDAD
    LO
    APoYO

    ResponderEliminar
  5. es un novela super buena buen escritor

    ResponderEliminar
  6. HaHa No Encontre lo que necesito pero de todas maneras es una muy buena obra.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. par dde mk respeten q esta obra es buena ..hpmhpshp

    ResponderEliminar
  9. es un una libro muy bueno

    ResponderEliminar
  10. buenos comentarios excelente los felicito

    ResponderEliminar
  11. bueno esta es una historia mu linda y rromandica de buenos sentimiento muy pron to are mi propia novela bueno es quiero chao

    en realida esta obra o cuento es mu y bello tinne un buena enseñansa es algo lindo agrada ble cuano por primera ves lo ley me removio el corazon pero ala vez tristesa por que aura murio pero en si es muy buena que poodria de cir que es una de las mejor obra que haiga escuchado y lo digo de todo corazo n y me nase de sirlo piir que es asi y es lo mejor buen grasias por le erlo

    ResponderEliminar
  12. zta bueniiziima eza novela..la reqomiiendo..habla de lo q en ezt tiiempo iia zta prdiido (el amor)y (el romantizizmo)
    ...wraziiaz...

    ResponderEliminar
  13. pufffffffffffffffffffffffffff
    pues....e.................... bnbnbn jajjajajaajaaajjajajajaja

    ResponderEliminar
  14. queria los lugares pero no los encontre.´pero la hobra esta muy linda para que..

    ResponderEliminar
  15. Cual es la enseñanza de la obra?

    ResponderEliminar
  16. MUYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYY BACANA ESTAS HISTORIAS SI ESTUVIERA AQUI VARGAS VILA LO FELICITARIA

    ResponderEliminar
  17. la verdad es un libro que nos enseña a ver las cosas de una manera distinta...en si nos enseña a vivir la vida sin preocupaciones en si a enamorarnos locamente

    ResponderEliminar
  18. es muy bueno encontrar estos resumenes pero seria bueno que se encontraran con claridad los nombres de los personajes de la historia...

    ResponderEliminar
  19. yfgtrggdtrer fdaselhkiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiingngj aburridicimo,fracaso total es esta novela.

    ResponderEliminar
  20. lllllllllllllllllllllllllllllllllllllllhjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjiyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyaburridicimo, fracaso total es esta novela.

    ResponderEliminar
  21. aura o las violetas es una de las mejores novelas que he leido en todo mi vida,es romantica,muy sentimental me hizo llorar demaciado,de verdad que es una excelente novela,me encanto,la leo y la vuelvo a leer porque es que es muy bonita...adorooooo esa novela demaciadoo...es la mejor

    ResponderEliminar
  22. personajes principales y secundarios?

    ResponderEliminar
  23. Ash No Me ApaReCio Nd d Lo k BuskBa.. :(

    ResponderEliminar
  24. me parece muy trizte q no pueda el amor contra el mal

    ResponderEliminar